memoria NAND usb

Realizar backups de tu información más importante en memorias USB tambien conocidas como pendrives o pinchos USB podría ser una mala idea si es para guardar datos de manera permanente, ahora te contamos porque.

Cada vez se usan menos los discos CD-ROM o DVDs para guardar información importante, por un lado porque la tendencia actual de los fabricante de equipos informáticos es no incluir este tipo de dispositivos grabadores y por otro lado porque es más lento el proceso de grabación y porque se almacena menor cantidad de información. La tendencia actual está en los discos duros externos y en las unidades USB de grandes capacidades.

Nosotros recomendamos para realizar copias de seguridad seguir utilizando los discos duros USB, unidades NAS o servidores de datos en la nube. Nada de utilizar unidades USB o discos duros externos de estado sólido SSD.

¿Porque? pues porque cualquier tipo de unidad externa que utilice discos SSD usan tecnología NAND para almacenar los datos, tambien ocurre lo mismo para las tarjetas de memora Flash, SD, Memory Stick y similares. La vida útil de este tipo de memorias es muy inferior a la de los discos duros magnéticos y por otra cosa muy curiosa:

Según un estudio reciente de Joint Electron Device Engineering Council (JEDEC) advierte de un problema con el tipo de almacenamiento que usa la tecnología NAND de los discos de estado sólido SSD y tarjetas de memoria flash. Ese problema no es otro que si éstos son almacenados por un largo periodo de tiempo, al no ser alimentados eléctricamente, mantendrían la información intacta como máximo 2 años siempre y cuando se almacenen a una temperatura de unos 25ºC y con un aumento de temperatura de 5ºC mas el tiempo se reduciría a la mitad.

disco ssd frente a disco duro mecánico

La conclusión sería que los discos duros SSD están muy bien para almacenar información en dispositivo que están alimentados eléctricamente de forma continua o usual, ccomo puede ser un disco SSD interno usado en equipos informáticos. Si queremos guardar nuestra colección de fotos antiguas en un disco externo SSD y puede existir la posibilidad de tener almacenado ese disco durante varios años, corremos el riesgo de que cuando vayamos a querer rescatar la información, ésta ya no se encuentre legible y por consiguiente hayamos perdido información valiosa.

Fuente: andalinux, Promocionalia Tele-PC

Como hacer un backup o copia de seguridad perfecta y no morir en el intento

Las copias de seguridad son unas de las cosas que a todos nos provoca dolor de cabeza, bien porque no sabemos como hacerlas correctamente o porque nos resulta una tarea compleja realizarlas.

Hacer copias de seguridad de nuestros datos, bien seamos un particular o una empresa, es muy importante ya que todos los discos duros de nuestros ordenadores tienen una vida limitada según el uso que le demos. Bien sea por sufrir daños físicos o lógicos, fiarnos de tener almacenados nuestros datos importantes en una única ubicación, hoy en día es un riesgo total que no deberíamos correr y deberíamos ser más conscientes de ello.

Las puntos clave para hacer la copia de seguridad perfecta y que nos resulte una tarea sencilla los podríamos resumir en los siguientes:

  • UBICACIÓN: es esencial conocer todas las ubicaciones de todos nuestros datos importantes ubicados en carpetas y archivos, y a ser posible hay que intentar tenerlos en las menos carpetas posibles y que no estén muy desperdigadas cada una en un sitio, esto a fin de tenerlas localizadas de una forma más fácil.
  • TAMAÑO: saber cuanto ocupan nuestros datos nos ayudará a buscar el sistema óptimo para realizar las copias de seguridad.
  • MEDIO DE ALMACENAMIENTO: el destino secundario donde vamos a copiar los datos dependerá del tipo de usuario que seamos, particular o empresa y de la fiabilidad que busquemos. Cualquier tipo de copia que hagamos, por muy rudimentaria que sea, ya es más que no hacer ninguna, pero vamos a intentar buscar lo más idóneo, económico, sencillo y rápido.

Tipos de medios de almacenamiento recomendados:

– Unidad Flash USB: con la capacidad suficiente para almacenar nuestra copia según el tamaño que ocupen los datos de origen.
– Unidad Disco Duro interno: si nuestro ordenador tiene posibilidad de agregar un secundario disco duro interno es una posibilidad muy rápida para hacer copias, el inconveniente es que siempre estará enchufado y operativo por lo que su longevidad puede verse reducida drasticamente. Por otro lado también cabe destacar que la información correrá riesgo de perderse frente a un robo o pérdida, si se trata de un portátil, y frente a ataques de virus.
– Unidad Disco Duro externo USB: sólo debería ser enchufado en los momentos de hacer la copia de seguridad y retirarlo posteriormente guardándolo en un lugar seguro. Si se deja siempre enchufado al ordenador no habría ninguna diferencia prácticamente con un disco interno. El tiempo de copia hacia un disco externo siempre será mayor que hacia uno interno.
– Espacio en disco en la nube: esta opción te permite disponer de cierta cantidad de espacio virtual en la nube para realizar copias manuales o automatizadas si se dispone del software adecuado. Pueden ser servicios de pago como por ejemplo Microsoft Onedrive, o gratuitos como Google Drive.
– Sistema NAS externo: es un medio de almacenamiento en uno o varios discos duros externos con la particularidad de que se conectan al ordenador por medio de una red de área local (LAN) o una red de área extendida (WAN) cuyo acceso podrá ser incluso desde una ubicación remota viajando los datos a través de internet. Se puede configurar como si se tratara de un sistema similar a un disco duro externo agregando una letra de unidad a las que ya tenemos con lo que la unidad estaría disponible siempre que el sistema esté encendido o bien mediante un sistema de autenticación que requiere usuario y contraseña para poder acceder al almacenamiento externo*. Este último método es el más seguro de todos y evita la infección de su contenido frente a virus.
Backup en la nube: es el medio de almacenamiento más novedoso, en rasgos generales es muy parecido a un sistema NAS externo pero contratado con una empresa que nos alquila el espacio que necesitemos. Según la empresa que ofrezca los servicios podremos tener en nuestro ordenador una carpeta que es compartida y está sincroniza con una ubicación remota o bien puede que nos ofrezcan un sistema completo de copia de seguridad con un software instalado en nuestro ordenador que enviará convenientemente los datos hacia el espacio en disco contratado*.

*Estos sistemas son los que recomendamos para empresas y para usuarios con información muy importante.
  • FRECUENCIA: según necesidades y uso de nuestros datos elegiremos la frecuencia de las copias de seguridad. Si somos usuarios que guardamos poca cantidad de datos, con realizar una copia a la semana podría valernos, pero si todos los días los datos sufren modificaciones importantes, todos los días sería aconsejable realizar una copia. Si esta la realizamos manualmente seguramente nos de mucha pereza hacerla con tanta frecuencia, pero, ¿porque no buscas la manera de hacerlas de forma automática?, merece la pena invertir un poco más de esfuerzo y dinero para que esta tarea se automatice, lo acabarás agradeciendo por ahorro de tiempo y por tranquilidad. Lo más recomendable es que si no sabes hacerlo consultes a un asesor informático para que te ayude, porque al final invertimos en otras cosas que lo mismo son menos importantes, como en tener el mejor ordenador, el mejor monitor, la mejor impresora o la mejor tarifa de internet con todos los extras cuando no es necesario.

 

  • MÉTODO: antes de elegir el método de copia hay que hablar de si la copia se hará de forma manual o se automatizará con algún software.

– Manual: si elegimos esta forma tendremos que ser nosotros mismos los encargados de copia-pegar o arrastrar el contenido desde el disco duro hasta el medio de almacenamiento secundario. También podríamos semi-automatizar un poco el proceso creando un simple archivo «batch» basado en MS-DOS, donde al menos sólo tendríamos que ejecutar un icono y la copia se realizaría en un proceso por lotes (.bat), pero debemos tener en cuenta que cada vez que lo ejecutemos estaríamos sobrescribiendo los datos de destino y sólo podremos disponer de los últimos cambios realizados a los archivos. Si utilizamos un programador de tareas del sistema operativo para que ejecute esta copia cada cierto tiempo, nos acercamos mucho a convertir este sistema en automático pero con ciertas limitaciones, como puede ser la falta de un informe de copia o un aviso de que la tarea se ha realizado satisfactoriamente.

– Automático: evidentemente se entiende que para automatizar una copia de seguridad es indispensable disponer de un software que realice esta tarea. Existen en el mercado multitud de programas de backup, bien sean de pago o gratuitos con algunas limitaciones, la elección debería ser asesorada por algún experto para que se adapte al caso en concreto.
Programas de escritorio gratuitos como Cobian Backup, EaseUS Todo Backup Free, AOMEI BAckupper StandardDuplicati, … cumplen su función aunque no tendremos soporte técnico si tenemos algún problema, para salir del paso y mejor que no tener nada desde luego es mejor. Dentro del método Automático vamos a distinguir 3 principales tipos de métodos de copia: COMPLETA, DIFERENCIAL E INCREMENTAL. Como extra vamos a tener en cuenta también un tipo de copia a través de sincronización de datos.

-> Copia COMPLETA: se copian todos los datos.
-> Copia DIFERENCIAL: se copian los datos modificados o creados desde la última copia completa. Habría que especificar cada cuanto se hace una copia completa para que el sistema se vuelva más eficiente aún.
-> Copia INCREMENTAL: se copian los datos modificados o creados desde la última copia, ya sea completa o diferencial.Nuestra recomendación para pequeñas cantidades de datos (particular o una pequeña empresa), sería realizar una copia COMPLETA diaria. Si tenemos unas cantidades de datos ya más grandes, lo ideal sería realizar una copia COMPLETA semanal combinado con una copia DIFERENCIAL diaria.
-> Sincronización: este método aunque no es exactamente una forma de realizar una copia de seguridad, añade un punto de seguridad adicional tengamos o no un sistema de bakup. Se trata de un método que consiste en sincronizar ciertas carpetas de nuestro disco duro con otro dispositivo externo de tal manera que cada vez que se modifiquen datos en el origen se modificarán en el destino. Existe algún software de escritorio en el que puede elegirse este comportamiento, o sea si la copia es bidireccional o no y de que parte a que parte se sincroniza (el programa de escritorio SyncBackFree lo hace). También existen soluciones de almacenamiento en la nube, bien sean de pago o gratuitas. La solución de sincronización más conocida donde con un software de escritorio se puede mantener una carpeta totalmente sincronizada es Dropbox, que en su cuenta gratuita puedes sincronizar hasta 5GB.

En definitiva, la elección del mejor sistema para realizar nuestras copias de seguridad dependerá del grado de importancia que le demos a nuestros datos y de la cantidad económica que estemos dispuestos a desembolsar para logar la mayor seguridad posible. Al fin y al cabo si en algún momento sufrimos de una pérdida de datos importante los únicos culpables habremos sido nosotros mismos por no poner en práctica las recomendaciones de los expertos.

Fuente: servicio técnico Tele-PC.es,